¿Quieres un sandwich? Prueba este Vegetariano

¿Qué opinas sobre los sándwich de berros y diferentes vegetales? Es muy sorprendente la variedad de productos que los vegetarianos tienen para seleccionar y adherir a sus planes alimenticios. En este artículo te traigo un claro ejemplo de ello. Como puedes leer, verás recetas de sandwiches vegetarianos.

Si eres una persona que se está adentrando en este mundo, quizás pienses que, armar un sandwich vegetariano exquisito, sea muy complicado ¡Pero no es así! Gracias a este artículo aprenderás diferentes ideas para hacer uno, incluirlo en tus comidas y obtener resultados originales.

  1. Sándwich vegetariano con zanahoria, pepino y alfalfa como hacer un sandwich vegetal

Se abre el listado con este sándwich sencillo de armar y que te dejará boquiabierta por su delicia.

Ingredientes:

  • Zanahoria pequeña 1.
  • Rebanadas de pan 2 (De elección)
  • Col roja 1/8.
  • Aguacate 1.
  • Rodajas de tomate 3.
  • Pepino pequeño ½.
  • Hojas lechuga romana 6.
  • Rodajas de cebolla roja (finas)
  • Puñado de alfalfa.
  • Pimiento recién molida y sal a gusto.
  • Mostaza y mayonesa a gusto.

Preparación:

Prepara las verduras. Las hojas de la lechuga las debes cortar al tamaño del pan. Luego tritura la zanahoria, corta en rodajas finas el repollo y el pepino.  El aguacate lo debes pelar y picar, rebanar grueso. Tostar el pan para luego colocar las rebanadas, zanahorias, hojas de lechuga, pepino, repollo, aguacate, tomate, alfalfa, pimienta y sal, el resto de la lechuga y por último, la rebanada de la parte superior del pan. Envuelve todo en papel de pergamino y corta por la mitad. En caso de no tener papel de pergamino, utiliza papel de cera.

  1. Sándwich ensalada de garbanzo

Otro de los excelentes bocadillos vegetarianos para disgustar en una cena o almuerzo ¡No puede faltar en el listado!

Ingredientes:

  • Zanahorias ralladas.
  • Lechuga.
  • Pepinillos.
  • Tomate.
  • Coles.
  • Rebanadas pan de sándwich grano entero 8.
  • Costillas 2 pulgadas apio cortadas en 2 trozos.
  • Garbanzos secos completamente llenos de agua filtrada alrededor de 8 horas; enjuagados y escurridos (1 taza)
  • Aguacate maduro 1 o taza crema anacardo salado ½.
  • Sal a gusto.
  • Cebolla roja pelada por completo y cortada en diferentes dados grandes ½ o chalote 1.

Preparación:

Lo primero que debes hacer es mezclar los ingredientes en una cacerola, excepto el pan; los garbanzos deben estar todos pero no haber perdido la textura. Luego picas el apio y el chalote de manera fina. Sazona todo con sal y disfruta.

  1. Sándwich verde al asador sandwiches vegetales

¿No sabes como hacer un sandwich vegetal? Comienza con este porque es muy fácil su preparación.

Ingredientes:

  • Taza de aceite oliva virgen extra ¼.
  • Taza col picado 1.
  • Dientes de ajo 1-2.
  • Taza piñones ¼.
  • Taza albahaca picada 1/3.
  • Mantequilla de coco 1-2 cucharadas.
  • Taza espinaca ½.
  • Aguacate rebanado ½.
  • Pan de espelta.
  • Pimienta o sal a gusto.
  • Queso vegano a preferencia.

Preparación:

Comienza añadiendo los ingredientes a una licuadora y activarla hasta que estos se combinen. Debes esparcir pesto salta en las rebanadas de pan (2). En la primera rebanada colocas el aguacate, espinacas y el queso. Coloca la faltante por encima para que ambas presionen suavemente. Luego calienta la mantequilla de coca en una sartén. Durante 4 o 5 minutos cocina el emparedado hasta dorarlo. Por último córtalo por la mitad y disfruta.

  1. Sándwich arándanos, fresas y queso asado.

Los sandwiches vegetales son deliciosos, practico y sencillo de preparar ¡Este es un gran ejemplo de ello!

Ingredientes:

  • Taza de arándanos 1.
  • Mantequilla vegetariana 1 cucharada.
  • Queso mozzarella vegetariano totalmente triturado 1 taza.
  • Espinacas 2 tazas.
  • Vinagre balsámico 1 cucharada.
  • Azúcar de coco ½ cucharada.
  • Taza fresas rebanadas 1.
  • Pan de preferencia.
  • Pimienta o sal a gusto.
    bocadillos vegetarianos

Preparación:

Mezcla dichos arándanos, el vinagre balsámico, azúcar de coco y fresas a fuego lento. Luego quitas los arándanos y las fresas del interior de la cacerola y utiliza el jugo sobrante de aderezo para la ensalada. Toma la rebanada de pan y colócala en la mezcla, añade trozos de quesos junto a las espinacas. Agrega pimienta o sal a gusto. Utiliza la mantequilla vegetariana así doras los costados del pan y listo ¡A disfrutar!

  1. Sándwich de pesto y tofu

Los sandwiches vegetarianos están causando furor por su simplicidad y exquisitez ¿Qué opinas sobre este tipo? ¿Lo quieres saber hacer?
sandwich vegetariano

Ingredientes:

  • Rebanadas de tomate y pan para servir.
  • Taza veganesa ¼ (Depende de la cremosidad que busques)
  • Taza pesto vegano ½.
  • Aceite de oliva 2 cucharadas.
  • Tofu firme escurrido extra y desmenuzado 175g.
  • Pimienta y sal a gusto.

Preparación:

Calienta el aceite de oliva a fuego medio sobre una sartén. Posteriormente adhiere el tofu ya rallado, junto a la pimienta y sal; comienzas a saltearlo durante 3 y 5 minutos, debe estar dorado. Deja que todo se enfríe por pocos minutos,  mezcla el tofu con la veganesa y pesto dentro de una cacerola. Si quieres agregar más pimienta y sal, lo puedes hacer. Finalmente, sirve todos los bocadillos sobre el pan tostado, con las rodajas de tomate y la mezcla de tofu.

El listado ya acabó ¿Qué opinas sobre todas estas delicias que estás leyendo? ¡Anímate a probar uno! Es momento de que cambies ciertos hábitos para aumentar la calidad de vida.


Los beneficios del Seitán

En su origen, hace más de 1.000 años, el Seitán era preparado por los monjes budistas de China y de Japón. Vegetarianos, los monjes habían encontrado una forma de obtener proteínas a partir de los cereales (trigo o espelta). Las palabras « Sei » « tan » significan literalmente « hecho con » « proteínas » en japonés.

Para obtener el Seitán, los granos de trigo o de espelta se muelen y se mezclan con agua para obtener una pasta. Esta pasta se lava varias veces para extraer el almidón y conservar únicamente las proteínas. Cocido en un caldo aromatizado, el seitán está listo para consumir. Su textura y su sabor recuerdan a la carne blanca y sus utilizaciones son múltiples y variadas: en escalope, en trozos, asado, marinado, guisado a fuego lento…

Muy rico en proteínas vegetales, pobre en lípidos y glúcidos, el seitán es un alimento de elección para todos aquellos que buscan una alimentación equilibrada, rica en proteínas vegetales y poco calórica


Los beneficios del cáñamo

Originario de Asia central, el cáñamo útil (¡no confundir con su pariente el Cannabis indica!) se utiliza desde hace 8.000 años por sus fibras y sus semillas, las cuales eran muy apreciadas por los romanos, quienes las consumían envueltas en miel, como pequeñas peladillas. Hoy en día, las semillas de cáñamo se consumen en forma de harina, aceite, cerveza…

En el interior de estas pequeñas semillas negras se esconde un tesoro nutricional: los Omega 3. Son ácidos grasos denominados “esenciales”, ya que nuestro organismo no sabe fabricarlos, por lo que debemos encontrarlos en la alimentación. La relación Omega 6/ Omega 3 del cáñamo es de 5/1, acercándose a las proporciones recomendadas para la salud humana (4/1), mientras que en nuestra alimentación, la relación es, a menudo, de 20/1. Consumir productos procedentes de las semillas de cáñamo ayuda pues a reequilibrar nuestros aportes de ácidos grasos esenciales.

¿Para qué sirven los Omega 3?

Estos ácidos grasos esenciales participan en numerosos y muy importantes procesos fisiológicos: intervienen en todas las edades de la vida en la constitución y la integridad de las membranas celulares, en el funcionamiento cardiovascular, el del cerebro y el del sistema hormonal… Aunque nuestra alimentación suministra suficiente Omega 6 (que se encuentra en las semillas de girasol, maíz, semillas de uva…), ésta es más pobre en Omega 3, incluso insuficiente para la mayoría de nosotros. De donde la importancia de consumir alimentos que lo contengan, tales como el pescado graso, el cual conviene poner en el menú dos veces por semanas (salmón, sardina, caballa, atún, fletán, arenque); cierto aceites vegetales que deberían consumirse diariamente, en particular el aceite de colza, de nuez, de lino, de soja, de cáñamo o de germen de trigo, preferentemente como aliño o en cocción suave, ya que estos ácidos grasos son sensibles al calor; o productos como las nueces, los postres Sojade Délices de cáñamo, las semillas de lino o de chía…

¿ Sabías que… ?

En el siglo 17, el cáñamo se producía en Noyal-sur-Vilaine (ciudad francesa donde actualmente se produce Sojade) para la fabricación de lonas utilizadas para la elaboración de velas de barcos. Estas lonas fueron llamadas “Noyales”. Se dice que las carabelas de Cristóbal Colón estaban equipadas con estos “Noyales” cuando descubrió América!


Beneficios del arroz

Cereal ancestral que se cultiva desde hace 10.000 años y se consume en todo el planeta, el arroz puede utilizarse para elaborar bebidas y postres de textura y sabor muy suaves.

Ventajas nutricionales de Sojade Arroz:

  • Sin lactosa
  • Como todos los productos vegetales, las recetas Sojade Arroz no contienen ingredientes derivados de la leche y son por tanto sin lactosa y fáciles de digerir para las personas intolerantes a este azúcar.
  • Sin gluten
  • Todos los productos de la gama Sojade Arroz son garantizados sin gluten.
  • Bajo en grasas
  • Los postres Sojade Arroz son naturalmente bajos en grasa y presentan un bajo contenido de grasas saturadas, lo que contribuye al mantenimiento de niveles normales de colesterol.
  • La gama Sojade Arroz se elabora a partir de arroz y no lleva soja, por lo tanto, está adaptada para las personas alérgic

Beneficios de la soja

Los productos de soja se fabrican a partir de semillas de una planta cuyo nombre latino es Glycina Maxima.

La planta, que pertenece a la familia de las leguminosas, mide unos 80 cm de alto y tiene vainas peludas que contienen de 2 a 5 semillas. Son semillas de soja. Para los productos Sojade, se utiliza la variedad de semillas amarillas debido a sus cualidades nutricionales y a su sabor.

La soja se cultiva desde hace casi 5.000 años en Asia donde sigue desempeñando un papel importante en la alimentación y ello desde una edad muy temprana. En Occidente apareció en el siglo XX. En Francia, las zonas de cultivo se sitúan principalmente en la mitad Sur del país.

Además de ser una planta respetuosa con el medio ambiente, la soja, gracias a su composición nutricional única en el mundo vegetal, es un alimento rico que representa una alternativa excelente para todos los que desean tener una dieta sana y equilibrada.

Son muchos los beneficios nutricionales de los alimentos de soja:

Proteínas de calidad

En el mundo vegetal, las proteínas de soja son las que presentan la composición más interesante, debido a que reúnen los 8 aminoácidos esenciales. Los alimentos de soja son una fuente de proteína excelente, complementaria a los productos de grano.

Grasas saturadas

Los alimentos de soja llevan pocas grasas saturadas (que suelen estar demasiado presentes en nuestra alimentación) y por otro lado aportan grasas insaturadas y polinsaturadas (incluyendo ácidos omegas 3), que nuestro cuerpo no sabe fabricar y de los que nuestra alimentación suele carecer. En la actualidad,  sabemos que una dieta baja en grasas saturadas contribuye al mantenimiento de niveles normales de colesterol.

Sin lactosa

Como todos los alimentos vegetales que no incorporan ingredientes derivados de la leche, los productos de soja son naturalmente sin lactosa, lo que favorece una tolerancia digestiva adaptada para las personas intolerantes a este azúcar.

Sin proteínas de leche

La soja constituye una alternativa para las personas alérgicas a estas proteínas.

Para ser equilibrada, nuestra dieta debe ser la más diversificada posible y rica en alimentos de origen vegetal. Consumir productos de soja es una forma fácil y sabrosa de añadir vegetales a la alimentación de todos.

Atención, no hay que confundir: Semillas de soja y “brotes (o gérmenes) de soja” son dos cosas distintas

Los “brotes de soja” que comemos en ensaladas o platos asiáticos son así denominados por error, dado que, en realidad, son brotes de frijol Mungo (también denominado “soja verde”). El frijol Mungo y la soja son dos plantas distintas que no presentan los mismos beneficios nutricionales. Los brotes de frijol Mungo ostentan valores nutricionales parecidos a los de vegetales verdes (bajo aporte energético, pocas proteínas), mientras que las semillas de soja son ricas en proteínas, llevan carbohidratos complejos y lípidos interesantes (pocos lípidos saturados que suelen estar demasiado presentes en nuestra alimentación).